Hija, yo vi a Las Ventas rugir por Don Paco Ureña


No hay billetes. Viento en calma. Sol de justicia. Buena tarde.
Castella, Ureña y Roca Rey frente a los Victorianos del río.


  1. Descrédito. Castella. Recibe por verónicas aplaudidas. El pica le raja el morrillo. El toro blandea a pesar de que solo recibe una vara. se pide la devolución. Se cambia el tercio. Bronca. Pases y tandas sin llegar al público. El toro va a media altura. Se caería si se le baja la mano. Pases y más pases. Y más pases. Cero emoción. Pinchazo. Bajonazo con saltito. Castella debería ir al rincón de pensar. Pitos al de negro
  2. Jabaleño. Ureña. Recuerdo cuando iba solo con la miraba caída por una afamada clínica recuperándose del hombro. Un “fuerza maestro” de mi boca hizo levantar su mirada y con un “Gracias” se fue buscando la soledad. Conectando con la lidia: recibe muy torero y ovacionado el murciano. El toro se queda corto y cosecha pitos en el 7. Le pone al jaco con una media de ole. Se arranca con alegría. Quita Ureña por verónica y remata con una media a los riñones. Entra al jaco por segunda vez y no se le pica. Qué pena. Replica Roca y remata con otra media de cartel. Esto se calienta. Ureña le contesta y le pega delantales. El último de pintura y la media de remate hacen rugir las ventas. Comienza la muleta sentado en el estribo. Tandas muy de cerca. Se lo echa al lomo. Sigue de frente y saca miletazos profundos y largos. Pincha arriba. Mata caído. Petición de oreja. Palmas al toro y ovación al coleta que completa una vuelta al ruedo recibiendo la admiración del respetable mostrando evidente dolor costal. Que pedazo de torero.
  3. Patatero. Roca Rey. Mala lidia. El toro sale suelto en cada viaje. No hay acople. Se protesta la colocación del peruano. Sale el toro humillado y Roca pierde pasos. Se le va el toro. El toro sigue rajadito. Pincha arriba y bajonazo a la segunda. Protestas. El peruano empieza a cosechar enemigos en Madrid por su falta de colocación y porque la exigencia es maxima con él.
  4. Curioso. Castella. Recibe amontonado. Se pica mal. La lidia lenta y desordenada. Quita por chicuelinas bruscas. Brinda al público. Aplaude madrid el comienzo por abajo. El toro se come al francés quien en el cuarto pase. descompone la figura para recuperar sitio. Se le va el toro sin torear. Pases y enganchones y más pases fuera de sitio. Se raja el toro. Media en el guarismo. Pitos al francés.
  5. .Asustado. Sustituye Roca Rey a Ureña. Corre turno. Se protesta la Presentación del animal. Es una sardina. Indigno de madrid. Escurrido y sin remate. No se pica. La sardina no se tiene. Muy en contra el sector más aficionado. Se pavonea el peruano como si tuviera mérito lo que está haciendo. Pincha. Otro pinchazo. Mata entera arriba.
  6. Empanado. Sale Ureña de la enfermería ovacionado por el tendido. Recibe a la verónica desmayado. Posible fractura de costilla pero el murciano sale a por todas. Puesto largo va alegre al caballo. Más de cerca se mide el castigo. Aplausos para el pica. Brinda a madrid. Ovación. Estatuarios y dos pases de desdén arrancan el rígido genuino de madrid que se parte las palmas de pie. A ovación por serie. Acorta el viaje el animal y paco traga impávido. La gente se parte las manos a aplaudir tras cada remate. No se puede torear mejor. Abandonado y entregado. Se tira arriba y la entierra hasta la bola. Las ventas grita torero torero torero. Ruge Madrid como Ninguna.
COmo muestra de la humanidad y sencillez de Don Paco Ureña, se fue al hospital a visitar a su compañero y amigo Pirri, antes de que le atendieran a él de su costilla rota. Torero sublime.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Un culo? Más clase, por favor.

El alto precio de la verdad de Román

Ureña indulta un Garcigrande en Arévalo