Dolores Aguirre. El esperado regreso a Las Ventas.

La magia y el milagro del toro bravo es que es capaz de aunar nobleza y bravura, clase y casta. Es por ello por que despierta admiración entre los que lo amamos. 
Si a cualquiera nos preguntasen por una ganadería bandera de la casta y la bravura, casi todos coincidiríamos en señalar a Dolores Aguirre. Hierro emblemático que espero volver a ver en Las Ventas en 2017. Localizada en Costantina (Sevilla), y con divisa amarilla y azul, cuenta con el respeto de todos los aficionados, y la admiración de las plazas más toristas y exigentes. 

Las 5 ó 6 corridas de toros que tiene de media al año, se hierran con la “N”, tienen procedencia D. Atanasio Fernández y Conde de la Corte y pastan entre alcornoques y encinas en las estribaciones de la sierra de Sevilla.

En 2016 ha lidiado 8 festejos, le han cortado 19 orejas a 37 reses, y a dos de ellas les dan la vuelta al ruedo. Estas 8 tardes han sido en plazas de importancia menor, tales como Almorox (Toledo), El Herrumblar (Cuenca) o la exigente Vic-Fezensac (Francia). No puede ser. Debe remontar a la importancia que merece.
Este año no ha ido a Pamplona ni Madrid, Plazas donde nunca debía faltar, y es que a Madrid hace ya 6 años que no viene (hará 7 al año que viene). Fue el 9 de mayo de 2010, donde destacó Rafaelillo al cortarle una oreja a “Guindoso” (en la imagen).

Sin duda demasiado tiempo fuera de la plaza más importe del mundo, de ahí que se haya incluido en la lista de ganadería que la Asociación El Toro de Madrid desea ver en el coso venteño. ¡Sea en 2017!

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Toro, el tonto y el bogavante.

Esperando a David Mora.

La Fundación Toro de Lidia ilusiona. Juntos somos más fuertes. @ftorodelidia