Don Enrique, menos pico y más respeto.

Enrique Ponce participó hace un par de días en un coloquio taurino organizado por el  Excelentísimo Club Taurino de Bilbao. En él, el chivano expuso su visión sobre la tauromaquia y el toreo, ante la fibrilación de los asistentes y los que hemos visto las imágenes de su intervención. Sobre todo en lo que se refirió a la explicación del toreo con el pico de la muleta. 

Y es que Enrique soltó, pillando al público sin agarrarse al asiento, frases como:

“El toro se tiene que vaciar por el pico de la muleta”, que puede llegar a entenderse.

O este “El toro tiene que ir embebido en el pico de la muleta. No se puede torear de otra forma”. Ahí ya sí que a más de uno nos da un telele. Dejo un momento para volver a leer la frase (…). ¿Ya?. Pues eso, que dice Enrique Ponce, que no se pude torear de otra forma que con el pico de la muleta. 

Pero continua, intentando aclarar el estruendo de su anterior frase con un “Lo que está feo es echar el toro para afuera”. Ufff menos mal. Parece que la cosa se arregla. 

Y cuando las caras de los que le escuchan están blancas como la cal, aclara lo siguiente: “Lo más difícil es torear con media muleta, porque se torea sólo con el pico de la muleta”. Entonces, en vez, admirado Maestro, de centrarse en el “pico de la muleta”, haberse centrado en la “media muleta” y nos habías ahorrado el colapso.


Hasta aquí podemos hablar del mayor o menor acierto en la explicación, pero lo que no tiene razón de ser es que ante opiniones contrarias a la suya, conteste con bastante menos clase de la que demuestra en los ruedos. Un “baja tú” de alguien de su talla, a un aficionado queda feo, y es innecesario. Los aficionados no sabemos torear, algunos más que otros, pero sí sabemos lo que nos gusta y lo exigimos, a la vez que admiramos a quien lo hace. Usted no es escritor, ni poeta, ni periodista, y sin embargo ha intentado explicar su concepción del toreo. No lo ha explicado nadie por usted.

Habla usted de poesía, pintura, teatro, incluso fútbol. Nadie sabe de todo como para poder hablar sentando cátedra, don Enrique, pero usted es un referente y debe mostrar más respeto al aficionado. No le voy a enseñar a nadie educación. 

Ese que no comparte su visión quizá haya pagado varas entradas durante su dilatada carrera para verle.

Ahí estuvo menos afortunado que en la explicación del pico. Y si usted habla será porque se siente capaz para ello. Permítame el juego de palabras, quizá torpe, y le diga, desde el respeto que le tengo: Don Enrique, menos pico y más respeto.

Comentarios

  1. A un aficionado "normal" le causa asombro, y le defrauda que el "Maestro" Ponce haya hecho esos comentarios de “El toro tiene que ir embebido en el pico de la muleta. No se puede torear de otra forma”. Parece que se arroga ese toreo, como único, para justificar lo injustificable.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El Toro, el tonto y el bogavante.

Esperando a David Mora.

La Fundación Toro de Lidia ilusiona. Juntos somos más fuertes. @ftorodelidia