Somos segundos. Estamos orgullosos.

Hay cierta estrategia que rezuma tufo a envidia de la mala, y que consiste en convertir a la tauromaquia en algo residual. Propia de paletos sádicos, y demás gente despreciable que debería ser apestada por la sociedad.
En esta línea ayer publicó el diario El País, de notable renombre en el mercado español, que la tauromaquia es el décimo (haciendo hincapié en este puesto y negando que sea el segundo, acompañándose de una mueca de satisfacción repugnante) espectáculo de masas en asistencia de público. Este estudio sitúa el ranking como sigue, y dice textualmente que “La cifra del 9,5 por ciento de asistentes (a los toros) es muy inferior a las referidas a otros hábitos culturales, como el cine, al que dice acudir el 54 por ciento de los encuestados, monumentos y yacimientos (42,8), museos (33,2), bibliotecas (25,6), fútbol (24,9), conciertos de música actual (24,5), exposiciones (23,8), teatro (23,2) y galerías de arte (12,7 por ciento). En décimo lugar estarían los toros, con el 9,5 por ciento, seguido de la música clásica, con el 8,6 por ciento, el ballet, con el 7, los archivos, con el 5,6, la ópera, con el 2,6, y la zarzuela, con el 1,8 por ciento de espectadores.”

Hay que decir que este estudio se basa en una encuesta a 16.00 personas, y hay que señalar que el autor de esta manipulación maliciosa incluye como espectáculos de masas a monumentos, yacimientos, biblioteca, etc. Se trata por tanto de un estudio manipulado que por su falta de rigor tiene por objetivo dañar a la tauromaquia.

Estos datos contrastan con los de otra información que atribuye a la tauromaquia el segundo puesto, esta vez sí de espectáculos de masas, diciendo que “Los toros siguen siendo, sólo por detrás del fútbol, el segundo espectáculo de masas de nuestro país.  Según las cifras que obran en poder del Ministerio de Cultura”, y añade que han sido 6 millones de espectadores los que han acudido a algún espectáculo taurino.

No quiero entrar en un mar de cifras, pero vemos que mientras un informe manipula la definición de espectáculo de masas y se basa en encuestas, el otro cita escrupulosamente datos del Ministerio de Cultura, lo que confiere algo esencial al dar una información: credibilidad.

Sólo como aperitivo diré que la tauromaquia genera  60.000 empleos directos, 140.000 indirectos y tienen un impacto anual de 3.559 millones de euros en la economía española, recaudando en concepto de IVA una cantidad de 150 millones de euros, frente a los míseros 26 millones de un cine subvencionado hasta el tuétano (¿verdad, señor Rovira?). Este segundo estudio, el serio, lo ofrece el diario lainformacion.com, y se puede consultar libremente en internet.


Que no nos intenten marginar. La tauromaquia no es algo residual. Hay millones de personas que la viven y disfrutan. Mostremos orgullosos nuestra afición. Somos los segundos. Viva la tauromaquia.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Toro, el tonto y el bogavante.

Esperando a David Mora.

La Fundación Toro de Lidia ilusiona. Juntos somos más fuertes. @ftorodelidia