Alberto Escudero lo deja. Como la vida misma.

En un mundo tan hermético como el taurino, es arriesgado pronunciarse sobre las tripas de sus mecanismos sin estar dentro, pero la noticia de la retirada de Alberto Escudero, me ha animado a hacerlo.

Alberto Escudero lo deja por “cómo está el toreo”, y argumenta lo siguiente: “Para triunfar y avanzar en esto si no tienes mucho ambiente o mucho dinero es muy difícil tirar para adelante. Yo por desgracia ahora estaba en un momento delicado de mi profesión y no tengo a nadie detrás que pudiera echarme una mano”. O sea, o tienes “padrino” o nada.

Y digo yo…en las empresas, si no vales y no tienes suerte, no tienes sitio, a no ser que tengas “padrino”, y ni siquiera eso te garantiza nada. ¿Dónde está la diferencia?

Además de “valer” hay que caer en gracia, más que ser gracioso, y luchar cada día. La salida de la escuela taurina al mundo profesional, y nadar en una piscina llena de pirañas (por la competencia brutal), se parece mucho a la salida de la Universidad y ver que no encuentras sitio mientras que tu compañero (más bien torpe), gracias a “su tío” encuentra su sitio. Bienvenidos a la vida adulta.

Opino que nadie es culpable de tener quien te introduzca en una organización, o quien te de una oportunidad, pero has de ser tú quien, con tu trabajo diario, debes demostrar que eres digno de ese puesto. Lo malo no es tener “enchufe”, lo malo es permanecer en un puesto sólo por disfrutar de ese privilegio, y eso cada día es más difícil gracias a la competencia existente.

Evidentemente el mundo de la empresa y el taurino tienen importantes y obvias diferencias, pero la suerte de estar en el lugar adecuado, en el momento adecuado es común a ambos mundos. De la misma forma que uno se debe hacer valer, respetar y apreciar, por los compañeros, quienes a la vez son competidores.


En fin, la vida es así, y como bien dices, Alberto, esta etapa dará paso a otra. Suerte y ánimo.

Comentarios

  1. "Suerte y ánimo" a Alberto Escudero en su nueva singladura. Seguro que en su etapa taurina ha aprendido mucho.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El Toro, el tonto y el bogavante.

Esperando a David Mora.

La Fundación Toro de Lidia ilusiona. Juntos somos más fuertes. @ftorodelidia