El cagómetro pamplonica echa humo

Ante una injusticia, un crimen, o atropello hay tres posiciones claramente diferenciadas.  Estar a favor de lo ocurrido, posicionarse en contra, o bien darse la vuelta y que pase de mí este cáliz. En la vida, camarón que no nada se lo lleva la corriente, hay que posicionarse. No se puede estar en la equidistancia permanente.

En Pamplona, tierra navarra conocida internacionalmente por la tauromaquia, las urnas arrojaron una representación parlamentaria donde los batasunos, PNVs, PSOEs y UPNs andan cual cochino en barrizal, viendo la manera de joder la vida al pueblo. Y ¿cómo no? Le ha llegado el turno a la tauromaquia. Veamos las posturas:

Podemos: haciendo gala de su carácter totalitario, mientras empuñan la bandera de las libertades, prohibirían los toros (dentro de una larga lista). Señor Alberto Labarga, gracias a la misma democracia que le da a usted de comer, yo puedo ver toros en Pamplona. No muerda la mano que le da de comer.

PSOE: El cagómetro va a estallar, y ni sile, ni nole, está en el equilibrio permanente que presagia una muerte segura. Por la izquierda le come podemos y por la derecha UPN. O están con o contra la libertad (la de ir a los toros incluida). Pero no os preocupéis, el electorado os dejará clara su posición, a la que os venderéis. Tiempo al tiempo.

Bildu: ETA mató a taurinos y anti taurinos, e incluso a quienes por su escasa edad no sabían de la existencia de la tauromaquia. No se pronuncia.

PNV: no se mojan y se dejan llevar, no vaya a ser que por decantarse le crezcan los enemigos por la izquierda, a la que tanto debe históricamente.

UPN: el único partido que se declara claramente a favor de los toros.


Lo que queda claro es que la gente, el pueblo, tiene la última palabra. Y el pueblo quiere toros y son legales. Y hasta que alguna gentuza la destruya, la libertad nos permite ir a los toros.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Esperando a David Mora.

La Fundación Toro de Lidia ilusiona. Juntos somos más fuertes. @ftorodelidia

No es animalismo Daniel Rovira, es libertad.