Morante, el consentido de Sevilla.

Morante tiene algo que le hace diferente. Quizás duende, arte, empaque…ese algo que le permite poner a una plaza en pie cuando consigue el acople que busca.

Ayer en Sevilla se volvió a ver un Morante desigual, sin llegar a las acostumbradas broncas, que con medio natural levanta los olés de La Maestranza. Que con dos avisos recibe una ovación tras dejar al toro sin descabellar. Que pone banderillas como si estuviera en un tentadero, sin estar preparado y a toro pasado. Sólo se salvó el par al quiebro, una expresión máxima de valentía para el que no suele demostrarlo.

Ya lo he dicho varias veces, pero amigo Morante, tú que unos días me haces emocionar en el tendido y una hora después te abronco, quiero que sepas, que aunque la llamen “de la cultura”, tienes una corrida en Las Ventas. Y Madrid no es Sevilla. Aquí no hay folklore, sino exigencia. Aquí no se consiente a nadie. Y desde luego después de tus desplantes a Madrid no creo que se te pasen por alto los mantazos que pegas entre pintura y pintura.

Estoy deseando verte como en tu primero de Illescas, como en tu toro del paso septiembre de Valladolid. Aunque te parezca mentira intento ir donde toreas. Quiero verte grande en Madrid.

Y, por favor, hay que tratar con más respeto a la presidencia. La petición de ayer no era mayoritaria y no te merecías trofeo. No es de recibo que te mofes diciendo que está ahí por ser un municipal de la Junta. Hay que saber estar.


En fin. Vente a Madrid a hacer lo que sabes. A ponerla boca abajo, pero no esperes consentimiento. Seré el primero en ovacionarte y pedir trofeos, y el primero el abroncarte. Así es el torero, emoción y pasión. Madrid no es Sevilla.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Esperando a David Mora.

La Fundación Toro de Lidia ilusiona. Juntos somos más fuertes. @ftorodelidia

No es animalismo Daniel Rovira, es libertad.