De política y tauromaquia

Este no es un blog político. Sería demasiado fácil.
Conste que estoy, de entrada, contra la politización de la tauromaquia. De la tauromaquia y de todo. Los políticos deberían legislar a favor de la sociedad, no destruyendo sus señas de identidad, como ocurre hoy en día.

Al grano. ¿Qué pasa si un partido político incluye en su programa acabar con la tauromaquia? Pues nada, que los taurinos ni tosemos, e incluso los miramos por encima del hombro quitándoles importancia. Y ¿qué pasa si ese partido cierra las plazas allí donde gobierna?. Pues nada, que los taurinos nos quedamos impávidos y cuando queremos reaccionar…soltamos eso de “no hay que politizar la tauromaquia”.

En Francia, ya se que a veces tendemos a compararnos olvidarnos el resto de circunstancias, todos los partidos del arco ideológico completo, de una extrema a la otra, todos, defiende la tauromaquia. Entre otras cosas porque saben que si no lo hacen, tienen mal futuro como políticos. ¿Eso es politizarla? (…). Si la respuesta es positiva, entonces estoy a favor de politizarla hasta las trancas.

Me explico. La tauromaquia no es de derechas ni de izquierdas, ni de centros, ni de arribas ni de abajos, ni de nadie. Es universal. Esto está claro. En España hay partidos que incluyen en su programa acabar con esto, entonces si somos taurinos y simpatizantes de ese partido tenemos un problema de fácil solución, pero si no simpatizamos con ese partido y vemos que nos ataca...¿Qué podemos hacer?… ¿seguir callados? Mi opinión es, por supuesto no votarlos, y que además, ya basta de poner la otra mejilla. ¿No os cansáis de recibir?

Cada vez estoy más convencido de que, en vista del color que toma esto, es imprescindible que los partidos incluyan la defensa de la tauromaquia en sus programas. Incluso se podría llegar a un punto intermedio, para intentar contentar a la inmensa mayoría que está en contra de su prohibición (maldito buenísmo) de articular algo así como "garantizar la no prohibición" (en vez de apoyarla tácitamente, que sería mi opción...). 

Los políticos tienen la responsabilidad y el deber de proteger y fomentar la tauromaquia, ¿por qué no incluirlo en sus programas? Si coincide con nuestras tendencias políticas, mejor que mejor, pero ¿y si nuestro partido no lo recoge? ¿y si anda dando una de cal y otra de arena? Señores, si de tauromaquia estamos hablando, quiero que los partidos se posicionen, y que la gente valore, junto con el resto de medidas propuestas, si ese partido en concreto merece nuestro voto.


En fin, de vez en cuando viene bien reflexionar sobre la situación actual de nuestro país y la tauromaquia forma parte de ella. lo que tengo claro es que esto se venía muriendo de dejadez, ya basta de recibir ataques, que los políticos echen la pata adelante, que se mojen.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Esperando a David Mora.

La Fundación Toro de Lidia ilusiona. Juntos somos más fuertes. @ftorodelidia

No es animalismo Daniel Rovira, es libertad.