Descubriendo la pólvora…digital

A la pregunta de ¿qué hay que hacer para traer la tauromaquia al siglo XXI? Hay diversas contestaciones. Nos fijamos en el toro, la puya, la sangre, el color de los burladeros…y probablemente todas nuestras opiniones serían válidas. Lo que no cabe es seguir igual que hace 100 años. Pero ¿no sería mejor empezar por lo sencillo? ¿por lo que haga fácil al aficionado ir a la plaza?.


Aunque parezca mentira, cuando se quiere ir a un concierto, teatro, etc… se puede elegir qué entradas queremos comprar, especificando zona, fila e incluso asiento. 

Señores, en los toros es noticia ser capaces de elegir fecha, tendido, fila y asiento. Esto será posible en la plaza de toros de Valencia. Para Madrid seguramente estará disponible para entradas sueltas, pero no para los abonos (tal y como informó Nacho Lloret en “Toros” el pasado viernes.). 

Algo así ha tardado demasiado en llegar a un mundo que vive, aún, sumido en la contemplación del ombligo propio, ya demasiado poblado de pelusillas añejas.

Debemos ser capaces de comprar las localidades de forma precisa y sencilla, debemos conocer la asistencia exacta de público a la plaza, bien con pistolas de lectura de código de barras, o con lo que sea. En fin, lo normal en un espectáculo del siglo XXI. Debemos recibir en el correo electrónico las entradas, imprimirlas y llevarlas desde casa en el bolsillo.

¿Dónde estaban los empresarios anteriores? ¿Por qué no desarrollaron este sistema antes? es mejor mirar la peseta de hoy y el duro de mañana ya se verá... así nos va...


Cuando nos sorprendemos de algo que ya está implantado en otros sectores…malo. Tenemos que espabilar. Todos. Dejar de mirarnos el ombligo y evolucionar por las pequeñas cosas. Que, además ya están inventadas.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Esperando a David Mora.

La Fundación Toro de Lidia ilusiona. Juntos somos más fuertes. @ftorodelidia

No es animalismo Daniel Rovira, es libertad.