Morante y el nivel de Las Ventas.

Con esta son ya tres veces las que escribo sobre Morante. No en vano siempre tengo las máximas expectativas en sus actuaciones

Lo he sufrido bochornoso y lo he vivido emocionado y exultante. 

Morante es Morante, y no me caben en la cabeza las veces que he pagado la entrada por verle. Pero tengo ganas de más.

De ahí que me dé rabia, mucha, su actitud hacia Madrid. Su desconexión con el público, su obsesión con la pendiente del albero. Su ahora sopla aire, ahora hace calor, ahora no lo veo…

A ver si me explico. Madrid exige como ninguna otra. De ahí que ruja y abronque como ella sola. Pero ahí está su grandeza. Y así debe ser. A Madrid hay que venir a por todas. Morante, no me… Ven a Las Ventas. Con la pendiente, el aire, el agua, y…nosotros.

Parece que la llegada de Simón Casas a Madrid, y su no escasa dosis de vaselina, puede facilitar que El Maestro haga de nuevo el paseíllo. 

Ahora bien, según los mentideros (…) parece que sería fuera de San Isidro. Allá donde llueve menos (de lluvia y presión ambiente), por lo tanto el nivel de la plaza se podría rebajar, y en cuanto al exigente público…bueno, eso no creo que cambie mucho. 

Hay ganas de Morante.


En fin, que Morante podría volver, quién sabe si rebajando el nivel de Las Ventas. todavía recuerdo sus declaraciones sobre el albero venteño diciendo que no era agradable torear en una cuesta. Igual no le falta razón, pero... en Madrid hay 60 tardes al año, 360 actuaciones...la pendiente es igual para todos...no contrarresta las ganas de verte triunfar en la Catedral del toreo. No compensa.

Como dije en su día, el toreo es emoción, las poses están bien, la plástica, pero debe emocionar. No vale con estirarse y encajar el mentón en el pecho. No sería suficiente. En Madrid sabemos cuándo se torea sintiendo. Lo notamos. Y cuando nos engañan no perdonamos. Pero si nos sentimos toreros, si nos ponemos tiesos en el tendido, si toreamos desde arriba…ahí Las Ventas toma la dimensión que tiene. Ahí es donde está el duende. Ahí donde el corazón lo siente.

Comentarios

  1. Para que un torero esté plenamente aceptado como "figura actual" no puede ni debe faltar a la cita con la Primera Plaza del Mundo.... Hay figuras que tienen: ¡Miedo a no estar a la altura!
    Alguien ha pensado en un deportista de élite, que renuncie por miedo a un Mundial u Olimpiada .....

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El Toro, el tonto y el bogavante.

Esperando a David Mora.

La Fundación Toro de Lidia ilusiona. Juntos somos más fuertes. @ftorodelidia