Freno a las urnas envenenadas

El Gobierno ha impedido las consultas sobre la celebración de toros en San Sebastián y Ciempozuelos (Madrid).

Habrá quien se eche las manos a la cabeza, ya que parece que las urnas son sagradas para todo. ¿A ustedes les preguntan en qué quieren que se utilicen los impuestos y retenciones que se aplican sobre su nómina y sobre cada producto o servicio que contratan? La respuesta es no. Y por el bien de todos espero que no se pueda preguntar tal cosa porque el resultado negativo llevaría a la quiebra del Estado.

La fiesta de los toros se somete al dictamen de la sociedad cada tarde que una plaza abre las puertas. 

Si la gente va a los toros no hay más que hablar en una sociedad libre como la nuestra. Debemos impedir que los totalitarios nos cercioren la libertad de acudir a un espectáculo LEGAL. Esa es la verdadera democracia, y que no se nos olviden los renglones de la sentencia del Tribunal Constitucional sobre la prohibición de los toros en Cataluña. Esas líneas aparecen en el encabezado de este humilde, e independiente, blog. Léanlas con detenimiento.

La democracia no es sólo urnas, sino que es el respeto a la ley. Los toros son un espectáculo legal, ya lo he dicho, y además es el más democrático espectáculo del mundo. Y digo esto porque no habrá ningún otro en el que confluyan miles de personas de toda tendencia política, ética, sexual, de toda clase social, y sin importar la nacionalidad se expresan libremente sobre cada cosa que acontece en el ruedo. ¿Eso no es democracia y libertad?


Después de todo esto, les digo a los políticos que si no es para apoyar nuestra cultura y la legalidad, retiren sus manos de los toros. Y nos dejen en paz y libertad.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Toro, el tonto y el bogavante.

Esperando a David Mora.

La Fundación Toro de Lidia ilusiona. Juntos somos más fuertes. @ftorodelidia