Freno a las urnas envenenadas

El Gobierno ha impedido las consultas sobre la celebración de toros en San Sebastián y Ciempozuelos (Madrid).

Habrá quien se eche las manos a la cabeza, ya que parece que las urnas son sagradas para todo. ¿A ustedes les preguntan en qué quieren que se utilicen los impuestos y retenciones que se aplican sobre su nómina y sobre cada producto o servicio que contratan? La respuesta es no. Y por el bien de todos espero que no se pueda preguntar tal cosa porque el resultado negativo llevaría a la quiebra del Estado.

La fiesta de los toros se somete al dictamen de la sociedad cada tarde que una plaza abre las puertas. 

Si la gente va a los toros no hay más que hablar en una sociedad libre como la nuestra. Debemos impedir que los totalitarios nos cercioren la libertad de acudir a un espectáculo LEGAL. Esa es la verdadera democracia, y que no se nos olviden los renglones de la sentencia del Tribunal Constitucional sobre la prohibición de los toros en Cataluña. Esas líneas aparecen en el encabezado de este humilde, e independiente, blog. Léanlas con detenimiento.

La democracia no es sólo urnas, sino que es el respeto a la ley. Los toros son un espectáculo legal, ya lo he dicho, y además es el más democrático espectáculo del mundo. Y digo esto porque no habrá ningún otro en el que confluyan miles de personas de toda tendencia política, ética, sexual, de toda clase social, y sin importar la nacionalidad se expresan libremente sobre cada cosa que acontece en el ruedo. ¿Eso no es democracia y libertad?


Después de todo esto, les digo a los políticos que si no es para apoyar nuestra cultura y la legalidad, retiren sus manos de los toros. Y nos dejen en paz y libertad.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Juli indulta un Daniel Ruiz en una fácil Valladolid. 

David Casas. Aire fresco en el periodismo taurino

Gómez del Pilar gana el desafío ganadero.