La tauromaquia popular al rescate de Valencia

Es hora de olvidar los números circenses con bovinos, que no corridas de toros, vividos en Valencia y sobradamente valorados negativamente por los aficionados, en contraposición a la visión de los medios oficialistas.


Hay que olvidar tamaño bochorno de ver caer una plaza de primera en manos de un público que, a buen seguro, no volverán a ver ni leer nada de toros hasta dentro de un año.

En ese ejercicio de superar ese trance me quedo con la tauromaquia popular, la bese sobre la que se sustenta la corrida de toros, tan apaleada por propios más que por extraños.

En el concurso de cortes, recortes, se soltaron reses de Jandilla. Curiosa paradoja.

En este concurso, que colgó el “no hay billetes”, se vivieron lances de máxima emoción, bonita emoción últimamente despreciada en las corridas de toros, gracias a la exposición y verdad de los recortadores, quienes lidiaron con sus cuerpos de forma magistral.

En este concurso resultó ganador “El Poca” (José Manuel González), aunque el nivel mostrado por los concursantes fue altísimo.

Valencia la salva la tauromaquia popular.


Disfruten de un resumen del festejo:

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Toro, el tonto y el bogavante.

Esperando a David Mora.

La Fundación Toro de Lidia ilusiona. Juntos somos más fuertes. @ftorodelidia