Juventud Taurina. IX entrega de premios con categoría.

Todo empezaba con un recuerdo a Victor Barrio, tantas veces protagonista de ediciones anteriores, y cuyo recuerdo sobrevoló la sala roja de los teatros del canal durante toda la gala.

Los primeros premiados no se hacían esperar, y Pedro Iturralde, Iván García, Gómez Pascual  y Curro Javier conformaban, ganando cada uno de ellos el premio a sus labores respectivas, la mejor de las cuadrillas posibles. Olé por ellos.

Inmediatamente después, momento para recordar el otro gran objetivo de la noche. Apoyar a Paola, la pequeña de 7 años con fibrosis quística a quien, con todo mi cariño, dediqué un artículo hace pocas fechas. Ya tengo mi papeleta. Un beso enorme a la familia.

El premio al fomento de la afición recayó en el patronato de turismo de Melilla. Resulta curioso que desde África se dé el mayor apoyo a una gala que debería presumir de apoyos y patrocinios. Bien por ellos.

Luis David adame, mejor promesa, Diego Ventura, mejor rejoneador, El mundo al mejor medio, y cristina Sanchez a la trayectoria recogieron sendos premios. Cristina Sánchez protagonizó el primer momento emotivo al recibir el premio de manos de sus hijos.

Había muchas caras conocidas en el auditorio que no quisieron perderse el acto. Padilla, Ortega Cano, Fundi, Oscar Higares, Nieves herrero, Carlos Núñez, y decenas de ganaderos, subalternos, picadores, novilleros, en fin…una gran gala. Un gran ambiente.

El otro momento emotivo de la gala fue el homenaje que rindieron todos los matadores subidos al escenario a Victor Barrio y las posteriores de la madre y viuda. Imposible no emocionarse con la verdad y la atronadora ovación del recinto. Olé los matadores de toros y viva Victor.

Tras secarnos las lágrimas Victorino recibió el premio a la mejor ganadería recordando el 88 cumpleaños de su padre. Seguidamente Enrique Ponce recibió el reconocimiento a la mejor temporada, y entre varias actuaciones de flamenco, bailaores, y toque de música de banda se pone fin a la novena edición de esta gala del foro de la juventud taurina.

Conclusiones:

La gala estuvo hecha con mucho gusto. Cada detalle, cada palabra. Con mucho gusto y tacto. No se hizo pesada en absoluto.

Una gala promovida por los jóvenes aficionados, solidaria, emotiva, justa, y con categoría debe ser promovida por todos el mundo del toro. POR TODOS.


Sólo me queda agradecer a mi amigo Carlos por hacerme posible vivir este momento inolvidable. 

Comentarios

  1. Víctor Barrio ha supuesto un hito en el mundo del toro. Ese Mundo se ha volcado para hacerle el homenaje merecido.Por citar una ocasión: La inolvidable Corrida Homenaje de Valladolid

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Esperando a David Mora.

La Fundación Toro de Lidia ilusiona. Juntos somos más fuertes. @ftorodelidia

No es animalismo Daniel Rovira, es libertad.