Pasamos a Bellas Artes, bien, pero ¿tendremos presupuesto?

Que la tauromaquia es cultura nos queda a todos claro, sobre todo teniendo en cuenta  la última sentencia del Tribunal Constitucional, y dado su carácter de patrimonio cultural inmaterial. De ahí que pensar en que su gestión dependa de algún organismo del Ministerio en cuestión parezca algo obvio.

Hace pocas fechas nos enteramos de que la Tauromaquia pasa a depender de la Dirección General de Bellas Artes que es donde, imagino, debería estar.

Hasta ahora la competencia de Tauromaquia dependía de la Subsecretaría de Estado de Cultura, y ahora pasará a la ya mencionada Dirección General de Bellas Artes. Pues bien, de la Subsecretaría dependía el Plan Estratégico Nacional de Fomento y Protección de la Tauromaquia-Pentauro, que con el paso a Bellas Artes se pretende se pretende desarrollar.

La parte contratante de la primera parte….En fin.

Si nos abstraemos del laberinto de denominaciones de la infinidad de organismos en los que se divide nuestro papá Estado, y tenemos en cuenta que poco cambia la cosa si no hay dotación presupuestaria, ¿de qué debemos alegrarnos tras este continuo “tú la llevas” de este “jarrón chino” en el que parece nos hemos convertido? ¿Nadie quiere coger la patata caliente de la Tauromaquia, o es cuestión de emplazarla en donde merece para poder asignarle fondos sin trabas?

A mí, sinceramente, me gusta mucho el refrán de “obras son amores, y no buenas razones”, con el significado de “menos palabras y más acciones”.


Prefiero estar en Bellas Artes, claro que sí, pero de nada servirá si no hay dinero para su defensa y promoción. Exijo dotación presupuestaria para la tauromaquia. Ya está bien.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Toro, el tonto y el bogavante.

Esperando a David Mora.

La Fundación Toro de Lidia ilusiona. Juntos somos más fuertes. @ftorodelidia