Gamero, pégate tú.

Hace unos días, el pasado día 1, fue difundido un vídeo en el que Emiliano Gamero, reconocido rejoneador mexicano, pegaba a uno de sus caballos toreros de manera cobarde y miserable.

Además hoy se hace público que su apoderado deja de serlo. El mal se extiende como una mancha de aceite.

Emiliano no es un cualquiera, vive de cara al público, al que le debe dar gracias cada día por permitirle vivir de su pasión. Por ello debe medir su comportamiento en todo lo que pueda trascender a la opinión pública, y más aún si se es consciente de que hay miles de ojos deseando encontrar algo reprochable para cargar contra la tauromaquia.

Diste muchas alas a los antitaurinos, Emiliano. Y eso no te lo perdono. Al igual que tampoco olvido el video en el que apareces apaleando a tu caballo. ¿Crees que así corregirá su comportamiento?. Prueba a montar más horas, tener más paciencia y más amor por los animales que te dan de comer.

Vives del toro, del caballo y del público, no lo olvides. No niego tus sentimientos hacia ellos tres, pero "la mujer del César además de serlo debe parecerlo". Que se note.

Acepto tus disculpas, sin duda hechas públicas al darte cuenta de la repercusión pública de tus actos, pero como te digo no puedo olvidar tu actitud. No sé si vendrás por Madrid, pero estaré pendiente de tu actitud.


Si bien has hecho mucho mal a la fiesta con tu actitud, todo el mundo tiene derecho a una segunda oportunidad. No seré yo quien te la niegue, pero si te sirve de consejo: “no la hagas, y no la temas”, para la próxima: Gamero, pégate tú.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Toro, el tonto y el bogavante.

Esperando a David Mora.

La Fundación Toro de Lidia ilusiona. Juntos somos más fuertes. @ftorodelidia