Volver con la frente marchita

Aquello de volver con la frente marchita ya lo cantaba Carlos Gardel. Al igual que la letra de aquella memorable canción es hermosa, se hace bello reverdecer tiempos pasados, trasportándose a tiempos mejores por sentirnos más jóvenes.

¿Quién duda del atractivo de ver a Pepe Luis Vázquez? ¿Quién renunciaría a ver de nuevo a El Fundi? 
Todos los aficionados queremos revivir aquellas grandes tardes que quedan en el recuerdo. Estos retornos tienen un atractivo inmenso.

Sólo pido a estos Maestros que vuelvan con garantías. Que no busquen el triunfo sólo con anunciarse. Que se arrimen y expresen como cuando lo hacían años atrás. Cuando el público se levantaba del tendido. Hoy en día hay jóvenes que bien pueden devolver al cemento su colorido taquillero, no haría falta recurrir a viejas glorias para ello.

Sin embargo, todo el mundo tiene derecho a volver a sentirse vivo. A volver a sentir la emoción y el reconocimiento del respetable. No seré yo quien se lo niegue. Incluso tendrán mis respetos, pues volver nunca fue fácil y requiere de un esfuerzo y responsabilidad que hace tiempo no soportan.

Me alegro que alguien tenga todavía la ilusión de volver. Que se vea capaz. Que luche por un sitio en esto. Pero no olvidemos que los jóvenes vienen arreando fortísimo y se merecen su sitio. 

De una mano el respeto a los maestros, de otra la oportunidad a los jóvenes, y en el corazón la añoranza de faenas históricas.

Como dice la canción:
Volver con la frente marchita, las nieves del tiempo, platearon mi sien.
Vivir, con el alma aferrada a un dulce recuerdo que lloro otra vez
Tengo miedo al encuentro con el pasado
Que vuelve a enfrentarse con mi vida, tengo miedo

De las noches que pobladas de recuerdos encadenan mi llorar.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Toro, el tonto y el bogavante.

Esperando a David Mora.

La Fundación Toro de Lidia ilusiona. Juntos somos más fuertes. @ftorodelidia