¡Medinaceli, resiste!.

Hoy me resulta imposible no acordarme de Tordesillas y su legendario Toro Vega. Año tras año iban a Tordesillas autobuses de financiados manifestantes que iban a la localidad vallisoletana a provocar abiertamente, enfrentarse a la autoridad e impedir la celebración de un espectáculo legal, hasta el año pasado. Hoy el Toro Vega, tal y como se ha venido celebrando durante siglos, ha desaparecido. El partido popular de Castilla y León cedió a los manifestantes. Miles de tordesillanos defendiendo EN PAZ su tradición, frente a autobuses de subvencionados provocadores. Y ganan estos últimos. Qué pena. 
Qué falta de agallas del PP de Castilla Y León. El Toro Vega, y el del Júbilo de Medinaceli se encuadran en la tauromaquia popular, y por tanto los respeto y abogo por su defensa y promoción en la medida en que los municipios en los que se celebran los siguen demandando. Mientras sigan formando parte de su idiosincrasia. En Tordesillas los provocadores se manifestaban POR LA FUERZA en contra de la muerte del toro, ¿y ahora en Medinaceli cual es la excusa?.

Esta gente son los mismos que están en contra de que en Sevilla, por ejemplo, los coches de caballos estén tirados por caballos (cuando por ellos deberíamos hacerlo nosotros), o que se enfrentan a la vacunación de la cabra montesa, mientras defienden la subvención pública de la castración de sus mascotas. Ese es el nivel. ¿Qué debe prevalecer?, ¿un animal o miles de PERSONAS que durante siglos defienden su tradición?. Sin duda yo me sitúo al lado de las personas.
Caso aparte son los desinformados medios de comunicación, que se hacen eco de los antitaurinos, anulando y borrando la tradición. La noticia son los enfrentamientos entre taurinos y antitaurinos. NO SEÑOR, en tal caso se trata de provocaciones de los antitaurinos, sus insultos, su encadenamiento, su rotura de lunas de los asistentes, etc. ¡¡Qué fácil es juzgar desde el sofá de casa en la ciudad!!. A miles de kilómetros. En Medinaceli no llegaban al centenar la gente que se enfrentaba a la fuerza del orden, mientras que eran más de 3000 mil personas las que defienden su toro. ¿Cuál es la noticia?. Para mí que un espectáculo único sobreviva al paso de los siglos. Que ese toro forme parte de la gente de ese Pueblo. Del Pueblo. Se debería informar sobre a qué se debe esa tradición, su antigüedad , cómo surgió y el impacto económico y social que tiene en Medinaceli. Esa es la noticia. Y qué decir de la boba que se acercó a acariciar al burel como si fuera un gatito (de los que defiende castrar, por ejemplo). Que a nadie se le olvide que fue un taurino el que la salvó la vida ante tan inconsciente acto. 
¿Hasta cuándo aguantarán los políticos en ceder a las presiones y respaldo financiero de los provocadores?. ¿A dar la razón a quienes igualan animales y personas?. En Medinaceli estamos hablando de gente que viene de lejos para eliminar la tradición de un pueblo. Un pueblo que defiende su tradición. Una tradición que debe prevalecer mientras su pueblo lo siga defendiendo. Por todo ello: ¡Medinaceli, resiste!

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Esperando a David Mora.

La Fundación Toro de Lidia ilusiona. Juntos somos más fuertes. @ftorodelidia

No es animalismo Daniel Rovira, es libertad.