¿En qué quedaron los homenajes?

Han sido muchos, y siguen siendo, los homenajes que se hacen a Víctor Barrio. Unos claramente aprobados por la familia, y otros, que siempre quedará (por lo menos a mí) la duda de si se hacen por reflotar el bolsillo de algún espabilado.

La corrida del 4 de septiembre de este año en Valladolid fue un ejemplo de lo primero, sin embargo 2 meses después no sabemos NADA del importe recaudado en tan señalada tarde. El toreo se hace lento, pero la parsimonia desalienta y aburre. ¿Dónde está el dinero? ¿de cuánto estamos hablando?. ¿A qué esperamos?. No sólo corridas de toros se han hecho y siguen haciéndose en nombre del torero segoviano. A día de hoy se hacen hasta campeonatos de golf, que habría que aclarar si están consentidos por la familia, y el fin último de lo recaudado.

Sin embargo esto es una tónica habitual en el toreo, mundo cerrado que habría que ir abriendo por el bien de todos. A Víctor barrio se le unen otros, desde homenajes a niños enfermos, tentaderos benéficos, encerronas admirables, apoyos a subalternos malogrados, pero nunca se hace público el importe recaudado ni en fin último se llega a hacer tangible.
No dudo de las buenas intenciones de los intervinientes, pero la falta total de seguimiento a los esfuerzos de solidaridad, hacen que la sospecha y recelo asomen fruto de la desconfianza.
Hasta que no haya claridad e información, todo seguirá teniendo un tufillo nada bueno.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Toro, el tonto y el bogavante.

Esperando a David Mora.

La Fundación Toro de Lidia ilusiona. Juntos somos más fuertes. @ftorodelidia