A. Rivera y Pablo Iglesias, ¡MENOS PICO Y MAS PALA!

El Diputado (no es broma) Pablo Iglesias se llena su boca de “La gente” y “El Pueblo”. Sin embargo se olvida que en España hay más gente y más pueblo a parte de él. Se alza en defensor de los que se “parten la espalda a trabajar”. Yo desde aquí puedo asegurar que la ligera curvatura que asoma en la parte superior de su espalda no se debe a cargar maderos. Ni a hincar la pala.
A él le gusta más buscar sin parar una frase, un eslogan, lo que sea que suene bien y pueda calar en la cabeza de alguien. Le gusta enrocar sus palabras en busca de algo que suene bien, que abra informativos, aunque resulte vacío y ridículo. Lo que importa es hablar, decir lo que sea, que se hable de uno. Pero cuando hay que pensar en las consecuencias de las ocurrencias, eso ya…. 

Este señor sabe que hay un caladero de gente enfadada con el mundo y allí se ha tirado de cabeza. Cual cochino a un charco. Se ha declarado antitaurino. O sea, que lo que pida la gente le da igual. Esa gente no es la suya. Que se pudran. 


La Fundación del Toro de Lidia le ha invitado, junto al tibio y traidor Alberto Rivera, a visitar una ganadería de bravo; por cierto, el mismo Alberto que solía visitar tentaderos mendigando simpatías y se rodeaba de toreros buscando desesperado el voto taurino. El mismo que visitaba cadenas de televisión minoritarias, por estar censuradas, diciendo las verdades que ahora no se atreve por no sonar anti popular. Más valentía Alberto. Más vergüenza y más memoria.


Ojalá se calcen unas botas y vean de primera mano lo que es La Tauromaquia sientan su grandeza, disfruten de la ecología del toro y sepan, así, saber de lo que hablan. A buen seguro declinarán la petición. Pero…¿qué pasa con “la gente” que trabaja el campo y vive del ganado y la tierra? ¿Qué será de ellos si estos recién llegados terminan con la tauromaquia? (no lo verán) ¿Se van a la calle? ¿No tienen derecho a vivir en la casa donde han nacido y donde siempre han estado? Esa gente ha trabajado más en un día que lo que estos, el pelilargo y el pijo arrepentido, van a trabajar en toda su vida. Esa gente se desvive por el campo, madrugan, no duermen, miman al ganado. Es su vida. Esa gente vive de aquello que estos y sus colegas de litrona y tertulias quieren aniquilar. Qué pena!. Venid al campo, tenéis mucho que aprender. A veces, además, es una buena medicina para combatir la prepotencia y la ignorancia, y aprende uno a callar y a trabajar. Menos pico y más pala.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Esperando a David Mora.

La Fundación Toro de Lidia ilusiona. Juntos somos más fuertes. @ftorodelidia

No es animalismo Daniel Rovira, es libertad.