De Francisco a Don Curro (Díaz).

Francisco Díaz Flores. Así se llama este Linarense nacido el 20 de mayo de 1974.
Esta temporada de 2016 se le presentaba dura. Casi sin demasiadas esperanzas, y con multitud de incertidumbres y dudas en su cabeza sobre su futuro en esto del toro. Qué mala es la soledad (no la física) para la paz de un torero.
Comenzaba su temporada en Boyacá con dos tardes para aterrizar en Las Ventas en marzo. Este ruedo le devolvió la ilusión sobre el futuro, gracias a sendas orejas cortadas a un toro de Torrealba y otra a uno de Gavira.
Luego vendría Tomelloso, Vic-Fecensac, y así se encadenaban tardes, entre las que estuvieron las de Calasparra (indultando al Victorino Plebeyo), Almería (también frente a Victorinos), Linares, Cuéllar, Tarifa, Cazorla, (en todas ellas salió por la puerta grande) y ¿cómo no? otra vez Madrid en la inolvidable tarde del 1/10/2016 en la Feria de Otoño.


Han sido un total de 29 tardes en las que ha cortado 38 orejas, 1 rabo (simbólico a Plebeyo), 10 faenas de 2 orejas, y dos indultos (al de Plebeyo se le suma uno más en Boyacá). Al final de la temporada, y ya quedando lejos las dudas de los comienzos, la recuerda Curro como "una temporada con tal regularidad que he pinchado muchos toros que eran de oreja y visto de otra manera: he cortado un gran número de orejas pese a pinchar muchos toros”
La última tarde, la de Otoño en Las Ventas, con una corrida Del Puerto de San Lorenzo, compartió cartel con José Garrido. Aquella tarde se plasmó en los períodicos al día siguiente con titulares como "Heroicos Curro Díaz y José Garrido en una dramática corrida en Las Ventas", o "Tila y hombría", . Esa tarde se expuso mucho, por parte del protagonista de este texto frente a unos oponentes que no terminaron de decantarse, mansos otros, y que pedían el carnet en cada paso por la barriga. Se respiraba tensión en los tendidos, tanto "uyyys" como "olés", pero también la plaza rugió como sólo ruge Las Ventas. Madrid se entrega con la verdad de los toreros.

Curro terminó la tarde conquistando el coso venteño, y con una cornada interna de 15 cm. A pesar de todo la recuerda como "una tarde de responsabilidad en la que había que ratificar lo que había hecho en la temporada. Fue muy complicada pero por un momento la plaza se caía. Era un día importante y fue una tarde muy complicada pero muy bonita”. Disfruten de ella:


Comentarios

Entradas populares de este blog

Esperando a David Mora.

La Fundación Toro de Lidia ilusiona. Juntos somos más fuertes. @ftorodelidia

No es animalismo Daniel Rovira, es libertad.