Cáritas Salamanca caraduras.

Hoy en día ser estúpido está de moda. No tiene otra explicación. Si se rechaza la ayuda de un colectivo, y se olvida el fin último de dicho gesto, uno se deja llevar por el orgullo y el odio, que son hijos de la ignorancia hacia el mundo del que proviene.
Como ya es sabido estoy hablando de Cáritas Salamanca quien ha rechazado el dinero que la asociación de la juventud taurina de Salamanca va a recaudar en la venta de bolígrafos solidarios.

¿Cómo van a explicar esta gente a las personas necesitadas de ayuda que no la van a tener porque ésta venía de una asociación taurina?. Tal como dice Gonzalo Sánchez (Presidente de la asociación de la juventud taurina de Salamanca): "Las personas que van a recibir esa cuantía no miran de donde viene. Lo que quieren es que se les ayude." ¿Quién es Cáritas para adueñarse de la necesidad de esas personas?.

Según se dice desde la asociación: "No queremos que se identifique a Cáritas con temas que crean controversia en la sociedad". Ellos lo llaman controversia, cuando de lo que se está hablando es de cobardía y de poca vergüenza. La de ellos. Añaden que quieren "no herir sensibilidades de personas que pueden no identificarse con la tauromaquia" insistiendo en atribuirse el derecho de decidir qué ayuda es válida y cual no, y atentando contra el derecho de las personas necesitadas de disfrutar de un ayuda que necesitan. Eso sí es herir la sensibilidad de esas personas. ¿Pregunta Cáritas a todos los donantes sobre la procedencia de su aportación?. ¿Si es lícita, para ellos, o no?.
El mundo taurino siempre se ha destacado por las múltiples iniciativas en favor de innumerables iniciativas solidarias. De echo, el dinero que se saque de la venta de estos bolígrafos irá a"la ayuda de PYFANO (Asociación de Padres, Familiares y Amigos de Niños Oncológicos de Castilla y León)". Estos padres y niños no preguntan de dónde viene el dinero. Son gente agradecida y necesitada, y además saben valorar la iniciativa de un asociación cuyo único y último objetivo es el ayudar al que más lo necesite. 
Yo, por mi parte, me gustaría poder adquirir esos bolígrafos, y así contribuir a que los niños con cáncer tengan una vida, y recuperación, más saludable al lado se sus padres. Gracias a unos miserables que niegan la ayuda a un colectivo, otros la van a tener. Lo siento por los primeros, pero estos niños y sus familias sabrán apreciar el gesto. ¡Va por ellos!

Comentarios

Entradas populares de este blog

Esperando a David Mora.

La Fundación Toro de Lidia ilusiona. Juntos somos más fuertes. @ftorodelidia

No es animalismo Daniel Rovira, es libertad.