Morante. Equilibrio inestable.

Son ya muchas las veces que he escuchado, que para ver a Morante hay que pagar 100 entradas. Y lamentablemente soy de la misma opinión. Con él he saltado emocionado del tendido, y le he abroncado con toda mi fuerza, ante la decepción de las expectativas depositadas. 

Morante vive en un permanente vaivén anímico que le hace bajar al fondo del pozo o alzarse a los cielos con demasiada frecuencia. Estamos de acuerdo que el toreo es apasionarse, y que para ello se hace imprescindible que haya incertidumbre en el devenir del espectáculo....
Pero las entradas no son baratas y qué menos que exigir a los toreros entrega y predisposición.

Morante ha declarado hace pocas fechas que “No hay tarde en la que no piense en retirarme, pero no hay noche en la que no sueñe con el toreo”. En esta tempestad anímica permanente no es de extrañar que nadie sepa si la tarde acabará con broncón o con majestuosidad.

En Morante se deben alinear los astros de su predisposición, su estado anímico, la docilidad del toro, la maternidad del público, que no llueva, que no haga frío, ni demasiado calor…y que entre la espada sin aliviarse vergonzosamente. Sólo así se conseguiría una plasticidad única. Sí, plasticidad

En estos días en los que aparece revoloteando el centro de Madrid, me paro a pensar en cuales de las anteriores circunstancias se darían en Las Ventas en una hipotética aparición en San Isidro (cuento con que el albero se alisará a nivel, sólo pido que no llueva). No lo veo. Morante no es torero de Madrid. Ha hecho ya muchas espantadas para no venir. La gente le espera. Presiento bronca por habernos negado. Las Ventas son más que la pendiente del albero

En todo caso, recuerdo una media verónica en Sevilla y otra en Valladolid, que todavía no han terminado, qué despaciosidad y qué bonitas. Espero que los Zalduendos, que ya saben cómo se las gasta el diestro, den el do de pecho en Las Ventas, y transmitan emoción al tendido. Si no es así lo tiene difícil. A Las Ventas no se va a ver cuadros. 
Se va a emocionarse. Madrid no es Sevilla.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Esperando a David Mora.

La Fundación Toro de Lidia ilusiona. Juntos somos más fuertes. @ftorodelidia

No es animalismo Daniel Rovira, es libertad.